Carlos Ruiz se hace 'abuelo' en el Tenerife

Carlos Ruiz es incombustible. Sigue haciendo historia en el Tenerife y no hay quien lo jubile, tenga la competencia que tenga en su demarcacin. Renovado por mritos deportivos verano tras verano, el central andaluz ya es oficialmente, desde el pasado fin de semana, el jugador de mayor edad en jugar un partido oficial con la camiseta blanquiazul. Una cifra que, de continuar con la lnea de regularidad que est exhibiendo este curso, seguir aumentando paulatinamente conforme avance la temporada.

Ruiz igual a Miroslav Djukic, que ostentaba ese honor desde el 22 de mayo de 2004, al jugar frente al Legans con 38 aos, tres meses y tres das. El serbio se retir tras su nica temporada en la isla y al futbolista andaluz le quedan todava ms de dos tercios de campaa para estirar su actual plusmarca y llevarla an ms lejos.

Igual que sucedi con el capitn Aitor Sanz, Carlos Ruiz se incorpor al Tenerife con mucho bagaje en su trayectoria futbolstica. De hecho, el zaguero bastetano aterriz en el Heliodoro durante el verano de 2013, con 30 aos ya cumplidos, para reforzar a la plantilla que haba logrado salir del pozo de la Segunda B de la mano de lvaro Cervera. Desde entonces, ha sido un fijo con todos los entrenadores que han pasado por la isla. Acumula ya 258 partidos, en los que ha anotado nada menos que 16 goles pese a ser central, y esas cifras le valen para ocupar la decimotercera plaza entre los jugadores que ms veces han vestido la camiseta del conjunto blanquiazul.

En su novena temporada con el Tenerife, Ruiz ha intervenido en nueve partidos (todos ellos como titular) e incluso aguant sobre el csped en Huesca pese a un corte en el rostro que le supuso 13 puntos de sutura. Su compromiso est fuera de toda duda y es uno de los factores que le llevaron a conectar con la grada de manera inmediata cuando se produjo su fichaje. Los aficionados valoran su capacidad fsica, sentido de la anticipacin y buen remate de cabeza en las jugadas a baln parado, un recurso que suele reportarle muchos beneficios ofensivos al grupo al final de cada curso.

Ese amor incondicional es recproco, ya que el futbolista ha mostrado siempre su orgullo por «estar tantas campaas en el club de mi vida y, adems, estar tan a gusto. El Tenerife me ha dado mucho y yo solo intento devolver, con trabajo y esfuerzo diario, la confianza que han puesto en m. Me gustara poder seguir aportando cosas al equipo y que esta campaa, en la que empezamos a celebrar el centenario del club, nos depare algo bonito para todos», manifest Ruiz cuando renov su vnculo con la entidad el pasado verano.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *